Pues eso, que un año más se cierra este blog y la biblioteca hospitalaria. Nada que decir, ni que lamentar, ya todos los usuarios saben las aciagas circunstancias que asolan a la labor bibliotecaria en este centro.

Os dejo en manos de los campañeros de la biblioteca virtual BiblioSaúde para lo que éstos os puedan solucionar (que será mucho)  y el resto al albur de estos tiempos.  Prometo regresar en octubre con más ganas, si cabe, y seguir peleándome por esta pequeña biblioteca hospitalaria.

Dos sugerencias:

1- si buscais un lugar (para lo que sea), ya sabeis que ese lugar se llama Pontevedra:

2. el último hallazgo del Museo:

lee toda la información aquí

Anuncio publicitario

El diario oficial de Galicia publicó el día 27 de junio pasado una de las últimas leyes de la legislatura que hoy termina:  la ley de bibliotecas de Galicia.

Esta norma  se ocupa también, aunque de un modo somero, de las bibliotecas especializadas entre las que se encuentran la de ciencias de la salud y por tanto, las de la Consellería de Sanidad.

Artículo 32. Bibliotecas especializadas
1. Son bibliotecas especializadas las bibliotecas, de titularidad pública o privada, que contengan un fondo referido principalmente a un campo específico del conocimiento.
2. Las bibliotecas especializadas prestan un servicio público con las restricciones que les son propias, y se coordinan con el resto del Sistema Gallego de Bibliotecas en el ámbito de los procesos técnicos, de la digitalización y de la protección de los fondos de especial valor cultural para Galicia, sin perjuicio de otras formas de cooperación que puedan establecerse mediante convenio con otras bibliotecas para servicios comunes.

Así pues, las bibliotecas especializadas de titularidad pública, como las del SERGAS, son un servicio públicio y forman parte del Sistema Gallego de Bibliotecas.

Es interesante tambien apuntar que el hecho de que formemos parte del Sistema Gallego de Bibliotecas obliga a los titulares de las bibliotecas, en nuestro caso al SERGAS a:

a) Promover, en el ámbito de sus competencias, un desarrollo sustentable, coherente,innovador y constante de sus propios servicios bibliotecarios.

Y que correspende al Consejo de Cooperación Bibliotecaria de Galicia:

e) Emitir informe preceptivo sobre los anteproyectos de ley y de disposiciones reglamentarias (v. gr. la orden de creación de BiblioSaúde) referidas a las bibliotecas, así como sobre el Mapa de bibliotecas públicas de Galicia.

Bueno hasta aquí lo que dice el papel virtual del diario oficial, que como sabemos el papel lo aguanta todo, otra cosa será su cumpliento.


En los últimos años ha cobrado auge una corriente mundial denominada Datos Abiertos (u Open Data en inglés) cuya filosofía es promover la puesta a disposición pública de datos en forma y manera que puedan ser fácilmente consultados, redistribuidos y reutilizados libremente por cualquiera que lo desee, guardando en todo momento la debida privacidad y seguridad de la información.

Si los datos puestos a disposición pública son datos gestionados por las Administraciones públicas u organismos dependientes, es frecuente emplear el término Open Government Data para referirse a este caso particular de aplicación de Datos Abiertos, que implica ofrecer los mismos cumpliendo al menos las siguientes premisas :

  • Los datos deben ser primarios y completos , es decir no sufrir transformación, agregación o recorte por tratamiento previo, salvo la necesaria omisión de elementos conformadores de información protegida (como datos personales, etc.).
  • Los datos deben ofrecerse con la mayor concreción y nivel de detalle posible.
  • Los datos deben distribuirse en formatos procesables por máquinas (de forma automática) y formatos no propietarios (formatos no sujetos la tecnologías de acceso protegidas por licencias cerradas).
  • Los datos deben ofrecerse oportunamente , es decir, publicarse a tiempo y estar actualizados , con una frecuencia óptima para mantener su valor.
  • Debe garantizarse el acceso sin restricciones ni requisitos a los datos para cualquier usuario y finalidad.

Se entiende por «reutilización» el uso de documentos que obran en poder de la Administración general de la Xunta de Galicia y de las entidades que integran el sector público autonómico, por personas físicas o jurídicas, con fines comerciales o no comerciales, siempre que dicho uso no constituya una actividad administrativa pública.

Se entiende por «documento» toda información cualquiera que sea su soporte material o electrónico así como su forma de expresión gráfica, sonora o en imagen utilizada.

Se entiende por «agente reutilizador» toda persona física o jurídica que reutilice información del sector público con fines comerciales o no comerciales.

Todos los conjuntos de datos, si no se indica el contrario, se publican bajo los términos de la licencia Creative Commons-Reconocimiento (CC-by 3.0) , que permite que los datos:

  • Se puedan copiar, distribuir y divulgar públicamente
  • Puedan servir como base a obras derivadas como resultado de su análisis o estudio
  • Puedan utilizarse con fines comerciales y no comerciales

Los conjuntos de datos del catálogo son publicados por las diversas entidades públicas pertenecientes a la Xunta de Galicia, y el acceso individual al contenido de los mismos podrá hacerse vía descarga directa de ficheros y/o mediante servicios web de acceso, segundo sean sus formatos de distribución.

Cada conjunto de datos pertenece a una temática principal (por ejemplo Salud, Cultura, etc.), puede estar asociado la alguna otra etiqueta temática , y se encuentra disponible en uno o más formatos (por ejemplo CSV, XML, RDF, etc.). De esta forma, y mediante las opciones de búsqueda y filtrado ofrecidas, cualquier usuario podrá localizar ágilmente los conjuntos de datos idóneos para sus intereses.

http://abertos.xunta.es/portada


La puesta en marcha del expediente electrónico en el ámbito del Servicio Gallego de Salud unido a las sucesivas convocatorias y procesos abiertos han puesto de manifiesto  a muchos usuarios, la dificultad de saber donde está indexada una revista, sobre todo en los casos en los que no sabemos qué bases de datos tenemos que comprobar.

La Biblioteca Virtual en Salud, un proyecto de Bireme, dispone de un sitio web que bajo en epígrafe Comunicación Científica en Salud permiete localizar las revistas por su título o ISSN, y entre los datos que facilita figuran si están indexada en las bases de datos:

  • LILACS
  • SCIELO
  • MEDLINE
  • SCIE (Web of Science – Science Citation Index)
  • SSCI (Web of Science – Social Sciences Citation Index)
  • JCR (Journal Citation Reports)
  • Scopus
  • EMBASE
  • PsycInfo
  • Latindex

Se posibilita además el acceso a listas de revistas científicas en salud de América Latina y el Caribe indizadas en estas bases de datos bibliográficas regionales e internacionales.

Incluye listas alfabéticas, por país y por base de datos y cuadro comparativo de la situación de la indización de las revistas en las bases de datos seleccionadas.

Datos actualizados en Julio de 2005, a partir de las siguientes fuentes:

  • List of Journals indexed for MEDLINE 2005, publicada por la US National Library of Medicine;
  • List of EMBASE journals 2005, publicada por Elsevier;
  • List of Journals Indexed in ISI Web of Science and Science Citation Indexes in 2005, preparada por Thomson-ISI;
  • base de datos LATINDEX Catálogo, publicada por la Universidad Autónoma de México;
  • PsycInfo Journal Coverage List 2005;
  • Lista de revistas indizadas en los sitios SciELO
  • Lista de revistas indizadas en LILACS, publicadas en el sitio de la BVS.

Ademas de buscar una revista concreta, es posible en el epígrafe Situación de la indización en bases de datos  exportar en formato excell los datos referidos.

Por otro lado la biblioteca virtual BiblioSaúde tiene a disposición en su sitio web una serie de recursos pensados para aclarar dudas sobre la utilización del expediente electrónico del SERGAS y las publicaciones científicas, bajo el epígrafe expedient-e/ producción científica:


Se encuentra disponible el factor de impacto de las revistas contempladas en el JCR correspondiente al año 2011.

Accesible aquí


Esto es  lo que se puede leer hoy en el Faro de Vigo que:

«La memoria del proyecto de ejecución de urbanización y edificación del nuevo hospital de Vigo zanja el debate y la incertidumbre de determinados colectivos sobre los espacios dedicados a docencia e investigación. De los 113.097,62 metros cuadrados que ocuparán las instalaciones del complejo de Beade (la mitad de la superficie expropiada), se reservan 1.301 para investigación en la segunda planta, y 1.249 para docencia y formación. Este área se ubicará en la planta baja y albergará una biblioteca»

Algo que viene a cumplir el mandato Decreto 52/2001, de 22 de febrero, por el que se regula la acreditación de los centros hospitalarios de la Comunidad Autónoma de Galicia,  estableciendo los procedimientos y criterios que, superando los requisitos técnicos y las condiciones mínimas para su autorización, deban cumplir los centros hospitalarios, con el objeto de mejorar, de forma progresiva, la calidad de éstos y de sus prestaciones sanitarias.

Norma manifiestamente incumplica que exige biblioteca en todos los hospitales públicos y privados de la comunidad,  señalando en su Anexo II, dentro del área de formación continuada, docencia e investigación:

6.2.2. El hospital dispone de un espacio destinado a biblioteca biosanitaria con recursos suficientes para el desarrollo de sus actividades.

6.2.3. La biblioteca cuenta con un fondo bibliográfico actualizado, disponibilidad de publicaciones periódicas y, si procede, videoteca.

Noticia en Faro de Vigo



Seguimos a vueltas con el tema de cómo acreditar las publicaciones científicas.

En el Diario Oficial de Galicia de hoy se publica la con RESOLUCIÓN de 10 de mayo de 2012, de la Dirección de Recursos Humanos, por la que se convoca concurso de traslados para la provisión de diversas plazas básicas de personal licenciado sanitario de este organismo

Pues bien respeto a la acreditación de los artículos dice lo siguiente:

Revistas científicas indexadas en PubMed. No será necesaria su acreditación documental.
El/la concursante consignará en la aplicación informática, en el espacio habilitado al efecto, el código de identificación PMID y registrará manualmente la información relativa a número de firmas, número de orden de firmas y tipo de publicación. El sistema realizará la captura automática de la información relativa a los otros campos de la base de datos de PubMed para su posterior validación.
Revistas científicas indexadas en el CSIC (IME, ICYT, ISOC), Web of Knowledge (Wok), Embase, PsycINFO. Se acreditará tal mérito mediante certificación o copia impresa autenticada por la editorial responsable u organismo público con competencias en gestión y archivo de publicaciones. En la certificación o copia impresa deberá constar el nombre de la revista, el título del trabajo, su autor y la fecha de publicación.
– Libros editados en papel. Será suficiente presentar copia compulsada de las hojas en que conste el título del libro, el título del capítulo, el autor, su depósito legal y/o ISBN y la fecha de publicación.
– Libros editados en formato electrónico. Se acreditará tal mérito mediante certificación o copia impresa autenticada por la editorial u organismo público con competencias de gestión y archivo de publicaciones, en la que se hará constar la autoría del capítulo y demás datos bibliográficos básicos que identifiquen la obra y/o capitulo (autores, fecha de publicación, edición, año, URL y fecha de consulta y acceso).

Aquí queda la información.


El Diario Oficial de Galicia de ayer publicó la  ORDEN de 8 de mayo de 2012 por la que se regula el contenido, uso y acceso al expediente personal electrónico de los profesionales del sistema público de salud de Galicia.

Dicha orden regula el curriculum profesional de los trabajadores del Servicio Gallego de Salud y determina el procedimiento acreditativo de su vida profesional.

Tanto para las bibliotecas como para los usuarios la orden no resuelve el problema de la acreditación de las publicaciones científicas dejando en el limbo más absoluto la acreditación de aquellas publicaciones que sólo se editan en formato electrónico ya que mantiene el obsoleto sistema de compulsa:

Artículo 11

2. La acreditación del cumplimiento de los requisitos de admisión y de los méritos consignados en la solicitud de participación se efectuará por la persona interesada, con carácter previo a la finalización de los procesos y en el trámite procedimental que se determine en las bases de cada uno de ellos, o en la normativa que los regule, mediante el registro y aportación de documentos originales o copias compulsadas, ante la unidad o unidades de validación que se determinen.

La pregunta que viene ahora es ¿qué pasa con las publicaciones únicamente electrónicas? ¿cómo las acredita el interesado? si no hay documento original, tampoco parece que haya copia compulsada, a no ser que por documento original no se entienda documento impreso y pueda el interesado acudir al registro de entrada con su documento electrónico en cualquier formato. Sinceramente no creo que sea  este el espíritu de la norma.

Cabe otra posibilidad, que se acuda al párrafo 4 de este artículo 11:

4. No será necesaria la acreditación de los requisitos y méritos de los que ya tenga constancia la Administración sanitaria y aparezcan ya validados en el citado sistema informático.

Es decir, tal vez se ha pensado que en estos casos los validores se ocuparan de comprobar estos méritos sin que el usuario tenga que aportar nada. ¿será este el espíritu de la norma?

El anexo I define así la actividad investigadora:

f) Actividad investigadora: Información relativa a la participación del/la usuario/a en proyectos de investigación, publicaciones, premios y otras actividades relacionadas con la ciencia y la investigación, tales como patentes, estancias formativas o la dirección de tesis de doctorado.

Y el anexo II define así la información validada a efectos del Expedient-e:

Validada V – Validado. Indica que la información registrada en el expediente electrónico fue sometida al proceso de validación, con el resultado de comprobada y correcta, o bien que procede de los propios sistemas de información del organismo. Este estado implica que la información registrada figura acreditada documentalmente, y por lo tanto, existe una coincidencia entre la información electrónica y la documental, luego de su verificación por el personal validador.

Suerte a todos, en especial a las bibliotecas a donde acudiran los usuarios para «acreditar documentalmente» sus publicaciones.


El consello de la Xunta fue informado por la titular de sanidad sobre la actividad de la biblioteca virtual BiblioSaúde.

Aquí dejo lo que ha divulgado la administración sobre el tema:  concelloxunta2012



MedicalESP permitirá que los médicos de atención primaria, MIR, investigadores y estudiantes puedan asesorarse sobre un tema sanitario o un caso concreto de un paciente con especialistas de toda España. Además, el portal dedicará una atención especial a los proyectos de investigación, tanto a los propuestos por los asociados como aquellos desarrollados dentro de la propia plataforma web, bien con financiación propia o mediante patrocinios.

El acceso está garantizado, aunque restringido a los profesionales que cuenten con la preceptiva licencia, a través de un ordenador o de un smartphone con conexión a Internet.

El portal cuenta con un amplio equipo de tutores, de experiencia y formación acreditada, que resolverán todas las dudas de los usuarios en aquellos casos correspondientes a su especialidad. Además, todos ellos han adquirido el compromiso de responder a las dudas planteadas en un plazo no superior a las 24 horas.

Los profesionales de la gallega MedicalESP llevan 18 meses trabajando en un novedoso software que permitirá este sistema profesional de consultas y ultima su lanzamiento para este mismo mes de abril. Inicialmente, contará con más de 200 socios, así como con una docena de especialistas y tutores, y otros seis profesionales que integran el equipo médico asesor.

Más información: