Pues eso, que un año más se cierra este blog y la biblioteca hospitalaria. Nada que decir, ni que lamentar, ya todos los usuarios saben las aciagas circunstancias que asolan a la labor bibliotecaria en este centro.

Os dejo en manos de los campañeros de la biblioteca virtual BiblioSaúde para lo que éstos os puedan solucionar (que será mucho)  y el resto al albur de estos tiempos.  Prometo regresar en octubre con más ganas, si cabe, y seguir peleándome por esta pequeña biblioteca hospitalaria.

Dos sugerencias:

1- si buscais un lugar (para lo que sea), ya sabeis que ese lugar se llama Pontevedra:

2. el último hallazgo del Museo:

lee toda la información aquí