Esto es  lo que se puede leer hoy en el Faro de Vigo que:

“La memoria del proyecto de ejecución de urbanización y edificación del nuevo hospital de Vigo zanja el debate y la incertidumbre de determinados colectivos sobre los espacios dedicados a docencia e investigación. De los 113.097,62 metros cuadrados que ocuparán las instalaciones del complejo de Beade (la mitad de la superficie expropiada), se reservan 1.301 para investigación en la segunda planta, y 1.249 para docencia y formación. Este área se ubicará en la planta baja y albergará una biblioteca

Algo que viene a cumplir el mandato Decreto 52/2001, de 22 de febrero, por el que se regula la acreditación de los centros hospitalarios de la Comunidad Autónoma de Galicia,  estableciendo los procedimientos y criterios que, superando los requisitos técnicos y las condiciones mínimas para su autorización, deban cumplir los centros hospitalarios, con el objeto de mejorar, de forma progresiva, la calidad de éstos y de sus prestaciones sanitarias.

Norma manifiestamente incumplica que exige biblioteca en todos los hospitales públicos y privados de la comunidad,  señalando en su Anexo II, dentro del área de formación continuada, docencia e investigación:

6.2.2. El hospital dispone de un espacio destinado a biblioteca biosanitaria con recursos suficientes para el desarrollo de sus actividades.

6.2.3. La biblioteca cuenta con un fondo bibliográfico actualizado, disponibilidad de publicaciones periódicas y, si procede, videoteca.

Noticia en Faro de Vigo