El BOE del lunes 30 de noviembre publicó la Orden SAS/3225/2009, de 13 de noviembre, por la que se aprueba y publica el programa de formativo de la especialidad de Enfermería Geriátrica. Para obtener el título de la especialidad de Enfermería Geriátrica, las residentes cumplirán el programa formativo en la unidad docente multidisciplinar de geriatría (Anexo II Real Decreto 183/2008, de 8 de febrero). Esta unidad docente cumplirá los requisitos de acreditación comunes y específicos de las especialidades que se formen en la misma. Dado que forman parte de esta unidad docente, la especialidad de médicos especialistas en geriatría además de enfermería geriatría, debe cumplir los requisitos específicos de ambas. Así para la especialidad médica en geriatría en la página web del ministerio se exige entre los recursos materiales BIBLIOTECA CENTRAL, que dispondrá de textos y revistas de la especialidad actualizados, entre los que se encontrarán al menos 5 libros y 5 revistas de los que se relacionan. Estos requisitos también fueron publicados en un volumen en el año 2002 por el Ministerio de Sanidad titulado “Requisitos de Acreditación de Unidades Docentes”.

A dichos requisitos de Biblioteca Central, revistas y libros se une el de “búsqueda bibliográfica informatizada”. Se utilizarán (art.4.3) técnicas educativas que den prioridad al aprendizaje tutorizado a tal fin entre las herramientas que se proponen figura: Sesiones bibliográficas.

Debe ponerse esto en relación con el objetivo general del programa de formación de enfermería geriátrica que no es otro que adquirir las competencias necesarias para el adecuado ejercicio de la profesión. Dichas competencias se vinculan a diversas áreas entre las que se encuentra: INVESTIGACIÓN EN ENFERMERÍA GERONTOLÓGICA. Se pretende que los especialistas en Enfermería Geriátrica adquieran capacidad para general y difundir el conocimiento científico y proveer cuidados de calidad a las personas ancianas basados en la mejor evidencia posible. Con los objetivos de identificar las áreas prioritarias de investigación, diseñar y desarrollar proyectos de investigación, dominar recursos, usar bases de datos públicas y privadas para incorporar las prácticas basadas en la evidencia al cuidado de personas ancianas, fundamentar su práctica clínica cotidiana en bases científicas, elaborar procedimientos, protocolos y guías clínicas y , por último, de realizar y difundir trabajos científicos en el marco de la especialidad, los especialistas deberán tener conocimientos, actitudes y habilidades en el manejo de bases de datos específicas de gerontología, realizar lectura crítica de publicaciones científicas, conocer las líneas prioritarias de investigación